Nostalgia, charlas, comentarios



Luto en San Pedro: Mayo de 1866


Los días 11 y 12 de mayo el ejército imperialista multa, secuestra, tortura, saquea e incendia en la población de Iturbide; pero no halla traidores ni delatores.

Las fuerzas imperialistas (de mexicanos y extranjeros), al mando del General Douay y el Comandante Auojador, ocuparon la Villa el día 11 de mayo. Inmediatamente catearon la casa de Don José de Jesús de la Peña, donde hallaron los archivos municipales, los cuales quemaron.

casa de José de Jesús de la Peña
Casa de José de Jesús de la Peña

Después impusieron al pueblo una multa de tres mil pesos y, para asegurarse del pago, tomaron preso a Don José de Jesús y sus hijas, a quienes condujeron a Galeana. Dieron un plazo de 48 horas para que se pagara la multa o en caso contrario los rehenes serían fusilados.

Cuando fue pagada la multa en aquella Villa, Sebastián Auojador entregó Iturbide a los “soldados de la civilización”, los que se dedicaron al saqueo, matando los animales que no podrían llevarse, y a hostigar a los pobladores.

El día 12 una partida del ejército, con el saltillense Jesús Vidaurri como guía, se dirigió a los ranchos de Santa Rosa, La Peñita y El Saucillo a fin de acosar a las familias que habían escapado, particularmente a la de Don Leandro Martínez, padre del Coronel Pedro Martínez de la Peña   (Gómez Danés, Pedro. 1,999. Monografía de la Villa de San Pedro de Iturbide. Pág. 43).  Por el camino encontraron a Teodocio Gámez y pretendieron les revelara dónde estaba la familia Martínez, pero como se negó a hacerlo lo lazaron del cuello para intimidarlo. El se mantuvo en su negativa, así es que ataron la otra punta del lazo a la cabeza de una silla de montar en un caballo. Tres veces lo jalaron antes de aceptar que todo era en vano. Para cuando lo dejaron estaba moribundo.

Furiosos se dirigieron a El Saucillo, pero como lo encontraron abandonado lo incendiaron, reduciendo a escombros lo que había sido la casa de los Escobedo de la Peña. En El Saucillo también robaron todo lo que pudieron.

Ya reunidas todas sus fuerzas en la Villa, Douay dio órdenes de dirigirse de nuevo a Santa Rosa y destruir e incendiar las cosechas, antes de partir hacia Galeana, ¿o  sería Saltillo?.

Un mes después, el 16 de junio de 1866, el Ejército Republicano, bajo las órdenes de Mariano Escobedo de la Peña, derrotó a los imperialistas en la batalla de Santa Gertrudis, en Tamaulipas.


El triunfo republicano en Santa Gertrudis tuvo resonancia en todo el país, y en el norte indicó el principio de la retirada de los franceses, quienes inmediatamente  abandonaron Monterrey. El 6 de agosto entró triunfante Escobedo a esta ciudad, entre las aclamaciones del pueblo, y más tarde continuó su marcha hacia el interior del país, hasta vencer al Imperio en Querétaro (Roel, p. 183).



Gral. Mariano Escobedo De La Peña
Gral. Mariano Escobedo De La Peña


El informe sobre lo sucedido en Iturbide fue firmado en sesión extraordinaria por el Ayuntamiento, presidido por Ramón Meléndez; y  Luis Belloc, Trinidad Villanueva y Patricio Medéles como vocales -regidores- (Alvarado Segovia, Fco, J. 2,002. Villa de San Pedro de Iturbide: Repaso de su Historia. págs. 62-5).


casa de Ramón Meléndez
Casa de Ramón Meléndez


Catálogo INAH casa de Ramón Meléndez
Catálogo del INAH, Casa de Ramón Meléndez

Balderas Peña afirma en su texto, Galeana, N. L.: La Trinchera del Sur (p. 168): Acabamos de asistir a una ceremonia en honor del general Escobedo, precisamente frente a la casa en donde se asegura que nació, aunque desconozco en qué se funda tal aseveración.

EL mismo autor comenta (P. 169) que Don Manuel Escobedo “escogió entre sus vecinos más caracterizados de Galeana a cinco matrimonios para que fueran sus compadres (o) … padrinos de bautizo de sus primeros cinco hijos. Sin embargo, para el niño Mariano no hubo padrinos especiales y … se echó mano del señor Cura y su hermana, quienes estuvieron presentes ocasionalmente”.

Esto se puede explicar al recordar que a fines del siglo XVIII, que es desde cuando se tienen datos precisos, y hasta mediados del siglo XIX hubo en Nuevo León una serie de epidemias de: viruela, malaria o paludismo, cólera y fiebre amarilla (Roel, p. 130). Como éstas no se podían prevenir ni se tenían tratamientos efectivos, la población trataba de evitar el contagio huyendo de los pueblos y ciudades (Balderas Peña, p. 61-3).        

Gómez Danés  dice (Monografías … I, p. 43) que Mariano Escobedo de la Peña, quien naciera en El Saucillo, fue “Bautizado en San Pablo de Labradores (luego Galeana), pues los sacerdotes de la Villa de Labradores atendían esa jurisdicción.

Para nosotros, como para Saul Balderas Peña (p. 169). lo más importante es que el niño Mariano Antonio Guadalupe nació en el Valle de Labradores, y desde su juventud defendió su terruño de los extranjeros.


General Pedro Martínez de la Peña

Pedro Martínez de la Peña nació el 29 de abril de 1,835 (Balderas Peña. p. 121).

Gómez Danés lo reporta entre los vecinos presentes al decretarse el nuevo Distrito de San Pedro de Iturbide en 1,850 (Monografías … I; p 40).

Fue uno de los nuevoleoneses más distinguidos en la lucha contra los conservadores y los invasores franceses.

Hizo sus primeras armas al lado de Escobedo en la defensa del Plan de Ayutla, y durante la Guerra de Reforma tomó parte activa en numerosos combates.

Al romperse las hostilidades con Francia ya era Jefe de Escuadrón de Exploradores del Norte.

Participó bajo las órdenes de Gen. Porfirio Diaz en los dos sitios de las Cumbres de Acultzingo, Puebla; en San Lorenzo, San Jacinto, Querétaro y Ciudad de México (Roel, p. 183 y Balderas Peña, p. 121).

No se sabe que el Gen. Martínez de la Peña haya participado en la vida política nacional, regional, ni siquiera local. Cuando en 1,884 se le nombró Alcalde Suplente en la Villa de San Pedro de Iturbide, se disculpó de tomar posesión por tener una licencia del gobierno, debido a las circunstancias económicas por las que estaba pasando (Alvarado S., p. 53).   

Gral Pedro Martinez Peña ( vecino de la Villa de San Pedro de Iturbide N.L. )

Existen datos de que siempre estuvo dispuesto para servir a su comunidad, p. ej.: en 1,862 prestó a la Villa, por un año, diez mulas para el servicio de posta, y el 16 de septiembre de 1,870 estuvo en la reorganización de la Guardia Nacional.

Murió en la ciudad de Monterrey en 1,891 (Balderas P., p. 121), donde una calle de la Colonia Nuevo Repueblo lleva su nombre.

Preguntas Indiscretas

1. S
iglo y medio después ¿podríamos afirmar con seguridad que, si el acoso a los pobladores de Iturbide fuera el día de hoy, los imperialistas volverían a encontrar un San Pedro republicano, formado por héroes, víctimas y hasta algunos desertores; pero no traidores o delatores?.


2. Si los más tarde generales Escobedo de la Peña y Martínez de la Peña nacieron en el actual municipio de Galeana ¿por qué los imperialistas se ensañaron contra Iturbide, y en la Historia de aquella población ni siquiera se menciona que hayan estado allá? (Balderas Peña, Saúl. 1,998. Galeana, N. L.: La Trinchera del Sur).


3. ¿Por qué las autoridades del Municipio de Iturbide, si son republicanas y revolucionarias, desconocen a los hijos de la Villa que en otras partes son reconocidos como héroes patrios, por haber defendido a Nuevo León y a México durante la Intervención Francesa, entre otras luchas?.


I. A. 2. sin ley, sin patria y sin Dios;