Nostalgia, charlas, comentarios




Les Graines
“ … sur la planète du petit prince, il y avait, comme sur toutes les planètes, de bonnes herbes et de mauvaises herbes. Par conséquent de bonnes graines de bonnes herbes et de mauvaises graines de mauvaises herbes. Mais les graines sont invisibles.”
                                                       Le Petit Prince
                                                       Antoine de Saint Exupéry

La Simiente
… sobre el planeta del principito había, como sobre todos los planetas, buenas hierbas y malas hierbas, por consiguiente, buenas simientes de las hierbas buenas y malas simientes de las hierbas malas. Pero las simientes son invisibles.
                                                       El Principito
                                                       Antoine De Saint Exupéry



Canto a Iturbide
      III. A. 2. las metas altas y pocas …

Don Pocho  y su familia emigraron del pueblo, pero como su mamá al morir le dejó la casa, después de que él había pagado dos hipotecas 
de la misma, de vez en cuando volvían para darle mantenimiento: desyerbaban, le daban una pintada, reparaban alguna cerca.  En una de esas ocasiones su vecino Don Toño le pidió lo ayudara dándole trabajo, y desde entonces Don Pocho en cuanto llegaba a la Villa iba a buscarlo. 

Un día llegó don Pocho a casa de Don Toño preguntando por él y la esposa quiso saber qué se le ofrecía, pues Don Toño no estaba. Don Pocho le dijo que tenía algo  para reparar, y la mujer le comentó que no estaba segura de que Don Toño quisiera ir “porque ya no necesitaba trabajar”. Don Pocho pensó que se habían sacado la lotería y la felicitó, pero ella aclaró que el  dinero y la despensa se los daba ahora el gobierno (“apoyos”, por ser adultos mayores), así es que él sólo trabajaba si se le acababa ese dinero y no tenía para sus cigarros y la marca de café que le gustaba, porque ésos no venían en la despensa.

Soy Julián


La Vida Íntima de un Presidente de la República

Se cuenta que cuando Don Adolfo T. Ruiz Cortines llegó a la Presidencia de la República ya tenía 62 años, por lo que algunos de sus colegas políticos se burlaban de que “ya estaba muy viejo”. Cuando lo supo, su comentario fue: “No me eligieron para semental sino para Presidente, y el pueblo será testigo de que en esa tarea sirvo; lo otro no es de su incumbencia” (Valdez Sánchez, H. 2014. Historia (e historietas) de México, p. 105).


Nihil Obstat

¿Los iturbidenses? “Cuando se les va conociendo en el trato cotidiano, aparece un mundo maravilloso de verdad, honestidad, reciedumbre, trabajo, lucha y esperanza sincera (y eso que doquiera brincan liebres)”. (Gómez D., P. 1999. Monografías … II: Tradiciones. p. 7). “Semos los mejores”: ideología de los Legionarios de Cristo, maestros estelares del Seminario de la Diócesis de Linares, adaptada para la región con mayor porcentaje de pobreza en Nuevo León.


Apostándole al Olvido

“Las cosas son parte de la vida del pueblo, le decía, mire, pasan doscientos años y ni quien sepa, pueden hasta hacerle un corrido. No hay que tener tanto temor a ‘las metidas de pata’”. (Gómez D., P. 2000. Monografías … IV: Historia Viva. p. 70).


La Vida, un Suspiro

Soñaba que sus brazos le envolvían suavemente y que su dulce y tibio aliento le daba en la cara.
Todavía en sueños preguntó en voz baja y relajada: ¿cuándo volveremos a estar juntos?; y escuchó la respuesta en el mismo tono: cuando tú quieras.
Entonces se dio cuenta de que iba a suspirar y... despertó... al sentir y oír que suspiraba.


Aprendiendo de los “Supermachos” de Iturbide

Canto a Iturbide
      I. C. 5. y adentro una emperatriz
              6. ansiosa de mi llegada

Como bien decía Doña Jose: “La gente no calla”. Parece que en Iturbide no son pocos los servidores públicos que consideran que entre sus responsablilidades laborales también se incluye el “cumplir lo otro” a que se refirió el Presidente Ruiz Cortines, o por lo menos simularlo.


Iglesia San Pedro Apostol


La Campaña

Ya en este milenio, a uno de los “candidatos” una de sus damas lo anduvo promoviendo como “bien dotado” ... y “ganó”.

-¿Sería por eso, padrecito?.


Ayuntamientos en el Ayuntamiento

Al recuperar la sabiduría del pueblo, recordamos otro dicho clásico, también de Doña Jose, “mi pecho no es troje de nadie”, así es que   “… déjenme y les cuento”:

No hace mucho tiempo, por lo que seguramente si quieren verificar la historia todavía encontrarán en el barrio vecinos que lo confirmen, se subió a la banqueta un vehículo y se estrelló contra  la Presidencia Municipal de Iturbide, por el lado de la calle Juárez.

Una diligente empleada corrió inmediatamente a informar a las H. (honorables) Autoridades pero, con la prisa o ... la costumbre, al abrir la puerta sin haber tocado, lo que vio la hizo exclamar: “¡Oh, ... disculpen!”.

Corrió a otra puerta, repitió el procedimiento, y su reacción fue nuevamente la misma: “¡Oh, … disculpen!”.

Sí, usted ha acertado ... y ¡en el H. Recinto del H. Ayuntamiento!.



Canto a Iturbide
      I. C. 7. ¡Ay San Pedro tu fachada
              8. es de pincel infantil!.


¿Más P’al Montón?

La juventud del Municipio es “imitativa y carente de personalidad” (Gómez Danés, P. 1999. Monografía de la Villa de San Pedro de Iturbide. p. 38). Y sin dinero, con poca capacitación para el trabajo, pero mucho tiempo libre para fantasear, pues vive en un pueblo con pocas o a veces nulas oportunidades, incluso para el entretenimiento cuando no hay señal para la televisión o el celular.

Aunque se Trabe

En una ocasión, los estudiantes de secundaria bromeaban sobre el caso de uno de los directores de departamento del Municipio, ya mayor, que se decía “andaba de novio” de una mujer más joven. Ellos comentaban: “mmm ... Mayel, ¡si mueve las patas se le traba la lengua, y si mueve la lengua se le traban las patas!”.


No Entendí ...

Cuando saludé a Laly, al cruzarme con ella por la calle esta mañana, me dijo:
-Estoy sola ... y por la noche dejo la puerta abierta.
Pero como yo iba deprisa, no le pregunté por qué lo decía.




Con esos antecedentes sobre los “usos y costumbres” de algunos de los adultos, a usted no le extrañaría oír a Marlyn comentarles a un grupo de compañeras quinceañeras del CECYTE, mientas caminaban por Morelos hacia la plaza:

No es que no quiera con Chililín, pero que mínimo se consiga una cobijita, las banquetas o tepetates (piedra caliza) calan gacho en los huesos cuando se me sube”.

¿”Apoyos”?, sí, ¡claro!, también los hay para madres solteras o “mujeres dejadas” (abandonadas).


¿Será …?

Pedro Sola afirmó a nivel nacional que “en Iturbide hasta el busto de Jenny Rivera tiene un pezón caído” (Programa de Paty Chapoy  “Ventaneando”). 

Humanos, Sólo Humanos

Se equivoca Pedro, Pablo, nosotros mismos o cualquiera que nos mire desde una perspectiva unilateral o juzgue por un solo momento de nuestra vida, pues somos héroes o villanos según las circunstancias, a veces las dos cosas al mismo tiempo, pero somos.

Humanos, sólo humanos, sin pretender endiosarnos.