Nostalgia, charlas, comentarios


Ese Momento

Que no nos falte tu luz.
Que no nos falte tu luz.


Era una florecilla silvestre sobre un trozo felpudo de zacate verde: única, esbelta, solitaria en ese atardecer cenizo de octubre (2013) en la sierra perdida del sur del Estado.

Era de un violeta intenso, luminoso, nítido, como un momento de sorpresa y revelación, como un mensaje de despedida que me cortó la respiración.

La ví cuando el muchacho que me guiaba dijo en voz baja: “!Cuidado! Hay alambre de púas…”. Al detenernos, aún sin inclinarme, pude verla iluminada por un rayo de sol que se filtró oblicuo entre las ramas enmarañadas de los arbustos.

Y agradecí el instante, agradecí la imagen y di gracias a Dios...


“No hay milagros …”
“No hay milagros …”

No porque en casa supieran que nos habían “levantado”, y que no fuéramos a quedar como desaparecidos…

No porque ya dolieran menos los golpes…


No porque desde temprano se fueron varios hombres y nos dejaron con dos que se oían más jóvenes y menos maleados…

No porque oímos que ya pronto nos iban a soltar…

No, di gracias a Dios por ese momento.


En estos tres días había aprendido que podía ver el suelo por una rendija, aunque estuviera apretada la venda, sólo tenía que mantener la frente en alto y bajar la mirada: junto a la punta de la nariz … así…, pero había que cuidar de no hacerlo evidente.


Esa tarde, nos hicieron caminar en fila tropezándonos como niños pequeños. El que iba adelante (B) se oía nervioso cuando dijo: “Bueno... no se separen...”

(A) “Con cuidado entonces...”

(C) “!Vamos rápido, rápido, aprisa, aprisa…!”

(A) “!Esperen!”

(B) “!Agáchense!...”, “ !hínquense!...”, “!no se muevan!...”


Otra vez el estirón y la voz de un muchacho (A) diciendo : “!Levante los pies y agáchese! … yo estoy levantando el otro alambre”.


Era la misma voz del que ofreció quitarnos la venda, pero mi hermano le contestó: “No se comprometa, ni nos comprometa a nosotros.” Tenía una voz amable y tranquila.


siento a mi hermano a un lado... y en susurro me pregunta: “¿viste la flor?”

Cactus
“… ni siquiera el rey Salomón...”   (Lc. 12:27)

Quienes fuimos víctimas en los secuestros antes descritos, agradecemos el trato recibido por parte de los miembros de la Policía Municipal de Linares, Fuerza Civil de Nuevo León, Policía  Federal y Ejército Mexicano que nos rescataron.
Gracias a D..s, y a nuestros familiares y amigos, todo quedó en una experiencia más que hoy podemos contar.


Arrullo para Mi Niño

A veces yo también arrullo a mi niño cantándole la interpretación que hizo Cabral del Sermón de la Montaña (Mt. 5).
             

         No crezca, mi niño, no crezca jamás;
         Los grandes al mundo le hacen mucho mal.
         El hombre ambiciona cada día más,
         Y pierde el camino por querer volar.

         Vuele bajo porque abajo está la verdad,
         Eso es algo que los hombres no aprenden...  jamás.
         Por correr el hombres no puede pensar,
         Que ni él mismo sabe para dónde va.

         Siga siendo niño y en paz dormirá,
         Sin guerras ni máquinas de calcular.
         Vuele bajo porque abajo está la verdad,
         Esto es algo que los hombres no aprenden...  jamás.

         Dios quisiera el hombre pudiera volver
         A ser niño un día para comprender,
         Que está equivocado si piensa encontrar
         Con una chequera la felicidad.

         Vuele bajo porque abajo está la verdad,
         Esto es algo que los hombres no aprenden...  jamás.
         Vuele bajo porque abajo está la verdad,
         Esto es algo que los hombres no aprenden...  jamás.

         Vuele bajo ...



A Miracle

“To me every hour of the light and dark is a miracle,
Every cubic inch of space is a miracle.”
                                                            Walt Whitman

Un Milagro

Para mí cada hora de luz u obscuridad es un milagro,
Cada centímetro cúbico de espacio es un milagro.
                                                            Walt Whitman


Sin Palabras


¡Cuántas veces llegamos a la complicidad más íntima con una rápida mirada!, ¿De aquí vendrá el temor a la fascinación, mirada hipnótica o “mal de ojo”?.


“Worship Allah as if thou seest Him
                                        Prophet Mohammed

Reverencia a Alá como si lo vieras
                                        Profeta Mahoma



There are no miracles to the man who does not belive in them.”

                                                                    French saying

No hay milagros para quien no cree en ellos.

                                                                    Dicho francés



“There was a serpent even in the Garden of Eden.”
   Hasta en el Jardín del Edén hubo una serpiente.



May Allah keep you!     Al-Hariri ( Arabic,  1054-1122 )

¡Alá te proteja!                 Al-Hariri ( Arabe,  1054-1122 )




He that believes all, misses; he that believes nothing, hits not.”

                                                                    English saying

Quien lo cree todo, falla; quien no cree nada, no atina.

                                                                    Dicho inglés



El Negador de Milagros

Chu Fu Tze, negador de milagros, había muerto; lo velaba su yerno.               
Al amanecer, el ataúd se elevó y quedó suspendido en el aire, a dos cuartas del suelo. El piadoso yerno se horrorizó:
-Oh, venerado suegro- suplicó -no destruyas mi fe de que son imposibles los milagros-.
El ataúd, entonces, descendió lentamente, y el yerno recuperó la fe.

                                  Giles en “Confucianism and its Rivals” (1915)
                                  Citado por Borges, Bioy Casares y Ocampo



Trust in God, but tie your camel               Persian proverb

Confía en Dios, pero ata tu camello             Proverbio persa