Actas, Informes, Cuentos y Leyendas

<Anterior] 18 
 
Sandra

Cuando Sandra estaba por iniciar estudios de secundaria su familia se mudó a Iturbide, pronto uno de los galanes principió a cortejarla y lo primero que llamó la atención de los papás de ella fue la forma en que él saludaba al hablarle por teléfono:
- “¡Por eso!, ¿Pos ´on ´ta Sandra”?. 

Es más fácil sacar al hombre del rancho, que el rancho del hombre (educación no formal e informal).

¡Así No!

Había un pueblo tan vanidoso que negaba a sus héroes porque habían derrotado al enemigo con las armas que tenían a mano: cuando llego el ejercito invasor del norte lo hicieron retroceder rodando peñascos desde la cumbre de la sierra.

Ellos hubieran preferido que sus paisanos utilizaran las armas más modernas de la época.

Mural &quot;El Flechador&quot; (detalle restos de caballo) en &quot;Los Altares&quot; Iturbide NL

Tal vez hayan oído el dicho: “Hasta pareces burro flaco, siempre buscando incomodidades”. Bueno, pues éste como otros dichos tiene base en la observación, aunque ésa sea limitada.

Cuentan las malas lenguas que en tiempos en que pasaban por la Villa muchos arrieros tras recuas de briosas y tercas mulas o de torpes pollinos, sucedió que los sampetrinos quisieron hacer una carrera de caballos el día en que celebraban la fiesta del santo patrón. Esto a pesar de no contar con una cantidad suficiente de este tipo de animales en el pueblo para ello ni llanos donde correrlos.

Pareciera como si se preguntaran: ¿Cómo que vamos a montar burros o mulas que es lo que siempre ha habido a mano y llevar una vida simple, si de lo que se trata es de hacer difícil lo sencillo?.

Últimamente (fiestas de marzo del 2020) hemos escuchado un “Corrido de Iturbide” que podríamos suponer sea de San José Iturbide, Guanajuato (La Puerta del Noreste), pues en él se habla de que el pueblo se encuentra  ¿entre mezquitales?, de su minería, ganadería y del campanario de su iglesia colonial.

En San Pedro de Iturbide, por falta de torre, desde el siglo XIX en que se construyó la iglesia de estilo franciscano, las dos campanas han estado en la espadaña.

Aparentar ser o tener lo que no se es o se tiene.

Rodeo en Iturbide NL


Estereotipos

Hay quienes dicen, y tal vez hasta lo creen, que “No hay orgullo más grande para la mujer iturbidense que portar el vestido representativo en las fiestas tradicionales”.

Si por “orgullo” entendemos satisfacción u honra, estamos seguros de que para la mayoría de las iturbidenses éstas no han dependido ni dependen de “trapos”.

A lo largo de la historia de la Villa algunas de las mujeres han mostrado y demostrado hasta el sacrificio que prefieren solidarizarse con sus padres, hermanos, esposos e hijos, ya sea en la lucha contra los invasores extranjeros o para lograr mejores condiciones de vida, sin importarles mucho si se “ensucian” las manos o la ropa.

No han sido casos excepcionales aquellos en los que ellas, aun sin los hombres, han sabido sacar adelante a sus familias.

Tomando como metáfora a los equinos: no tiene sentido que todos aprendamos a caminar como caballos de alta escuela, pues para transitar por los caminos fragosos de la Sierra Madre es más segura la pisada de los burros o de las mulas. 

¿Sabiduría Popular?

“¡El flojo tiene que hacer las cosas dos veces!”: al hacerlas mal y al corregirlas. 

Tal vez eso sea válido como reproche en algunas actividades, porque en otras el rehacer es parte del proceso normal; como al escribir, hay que corregir o editar muchas veces.

¡Cómo de Rayo!, ¿Epifanía o “Insight”?

Aunque yo no sea Pablo de Tarso:
1. ¿Alguna vez “me ha tocado” algún rayo?.

2. ¿Nunca he tenido alguna “gran satisfacción”, “inspiración” (se me prendió el foco), “revelación” o “golpe de suerte” inesperado o no buscado?.

3. Todo cambio que nos venga “¡como de rayo!” ¿por sí solo será “una maldición” o “una bendición”?.

4. Rayos o no rayos: ¿no podremos vivir ese tiempo que nos quede, y las oportunidades que se nos ofrezcan, de la mejor forma que creamos posible?. Claro, sin estarnos lamentando de que hasta en el mejor día de campo haya mosquitos, o de que el más delicioso bocado acabará en …. ¡eso!.

5. ¿Cuándo será lo más apropiado vivir la vida o hacer las cosas “poco a poco y sin pensarlo”, como dice Lindolfo?.


camion cargado de &quot;paistle&quot; (antes paxtle)

Voy a ponerle tanto empeño a lo que haga como le ponen mis tíos cuando discuten a quién le corresponde el terreno que dejó la abuela.
Sampetrina Decidida.


<Anterior] 18