Actas, Informes, Cuentos y Leyendas

“You make an end just to make a beginning. The end is where we start from.”
    in “The Wench is Dead”
    from Inspector Morse

Llegas a un final sólo para dar inicio. Del final es de donde principiamos.


“To be old is a glorious thing when one has not unlearned what it means to begin.”
from Eclipse of God: Studies in the Relation between Religion and Philosophy
                                                         by Martin Buber

El estar viejo es algo espléndido cuando uno no ha olvidado lo que significa empezar.
                                                              Martin Buber

Rumbo a El Alamo

Actos, Actas, Informes, Cuentos y Leyendas

En esta sección pondremos la lupa en detalles del vivir día a día o en momentos memorables de la vida de algunos de los habitantes del Municipio de Iturbide, lo que nos permitirá conocerlos y conocernos mejor en nuestra historia como personas o como miembros de una misma matriz cultural.

Al hacer las descripciones en los cuadros, estampas o viñetas que se presentan se puso menos cuidado en la precisión de cómo sucedieron “los actos” en sí que en cómo los recordaban quienes los contaron. Aunque algunos están tomados de “actas o reportes oficiales” (se citan las fuentes), otros se conocieron mediante el rumor o “chisme”. La Psicología Social nos ha mostrado que, a pesar de que lo neguemos, cuando carecemos de suficiente información relevante, confiable y oportuna para decidir, éstos también forman parte y le dan sentido y color a nuestras vidas.

Todo evento a que aquí se hace referencia fue o ha sido en mayor o menor medida del conocimiento público, por lo que en ningún caso faltará quien pueda afirmar como doña Jose: Yo lo vi, con estos ojos que se han de tragar los gusanos.


Lantana

Las “Variopintas Florecillas” del Campo

En Iturbide, como en cualquier otro lugar, siempre ha habido quienes sean discretos y quienes chismosos, honestos o ladrones, castos o promiscuos, “chulos” o “chichifos”, amantes y respetuosos de la vida o suicidas u homicidas, generosos e interesados en el bien común o sanguijuelas que no sólo viven de chupar la sangre a otros, sino que detestan la cultura del esfuerzo. Claro que la mayor parte de la población generalmente vivimos nuestras vidas en los tonos y matices intermedios de estas polaridades.

Margaritas y Espuelas

Aunque a veces nos pongamos maniqueos o románticos y neguemos que eso suceda o haya sucedido en “nuestro Pueblo o familia”, también es cierto que estas conductas se observan con mayor frecuencia en algunos subgrupos que en otros, lo que en un poblado pequeño es fácil de comprobar, p. ej.: el suicidio es más común por ahorcamiento, y las formas de homicidio han ido cambiando con el paso del tiempo: de asesinato a golpes, con arma blanca, a con arma de fuego.

The Monsters

"There are weapons that are simply toghts, attitudes, prejudice, -to be found only in the minds of men. For the record, prejudice can kill and suspicion can destroy, and toughtless frightened search for a scapegoat has a fallout all of its own for the children... the children yet unborn."
          from: The Monsters Are Due On Maple Street (p. 76)
                                                       by Rod Serling

Monstruos a Vencer

Hay armas que son únicamente pensamientos, actitudes o prejuicios, y se encuentran sólo en la mente de los hombres. Que quede claro: los prejuicios pueden matar, las sospechas pueden destruir, y la búsqueda atemorizada e irreflexiva de responsables (chivos expiatorios) tiene por sí misma efectos secundarios para los niños... incluso no nacidos.
                                                             Rod Serling

Cerro de La Bandera

Nosotros … los Pájaros del Barrio

¿Habrán notado los nuestros que actualmente la mayoría de los pájaros de este barrio no sólo somos “fieles observantes” de la tradición y nos sujetamos “ciegamente” a la jerarquía, sino que hasta tememos al sobresalir en algún aspecto como individuos por nuestros propios méritos o logros, y que se crea que con eso dejamos de buscar el bien común?.

Esta mañana, al despertar, fui testigo y “participé” en la “alabanza” al nuevo día: Desde antes del amanecer los migrantes estuvieron cuchicheando cuál sería la ruta a seguir el día de hoy, luego principió el mirlo el ritual ¿o la rutina? con media docena de trinos, le siguió la huilota con otros tantos, y los dos se fueron a almorzar muy satisfechos. Enseguida hubo algarabía de carrancistas y hasta el canto de alguna que otra urraca, para terminar con el parloteo de las palomas ala blanca que querían comentar todas al mismo tiempo las glorias de su linaje y “recuerdos” de antiguas “posesiones” imaginarias de familia.

Yo estaba cerca de la ventana, y desde allí veía a un grupo de jóvenes palomas domésticas que al mirarme empezaron a bromear:
-¡Ya llegó mi Chavochocho, y me está mirando!.
-¡Mentirosa!, a la que mira es a mí.
Yo fingía no notar que se referían a mí.

Casi me olvido ... los gorriones petirrojo y cenzontles no harán su aparición antes de media mañana, pues bien saben que lleguen a la hora que lo hagan siempre serán bienvenidos.

¿Sólo Por No Saber Inglés?

Durante la ocupación de Monterrey por el ejército invasor de EEUU, el 14 de junio de 1847 los gringos le dispararon a Manuel de la Peña en La Ciudadela, Juárez y Tapia,  por no responder a la pregunta: “Who goes there?” -¿Quién vive?-